Congestión portuaria y crisis de posicionamiento de contenedores provocan alza en valores de fletes marítimos

En las rutas más importantes los tiempos de espera han aumentado dos o tres veces, alcanzando los 120 días o más.

Los efectos directos de la congestión portuaria y la nueva crisis de posicionamiento de los contenedores han provocado el alza exponencial de los valores de los fletes marítimos en todas las rutas del mundo y el consecuente incremento del tiempo que le toma a las cadenas de suministro llegar hasta su puerto de descarga, llegando en las rutas más importante a los 110 a 120 días, en circunstancias que antes tomaban de 40 a 50 días como promedio.

“El resultado de dos años con alta variabilidad operativa y comercial está generando importantes impactos en el componente logístico en el comercio mundial. Un efecto que se presentó en la pandemia fue la restricción de la oferta generalizada del transporte marítimo y la acumulación de contenedores en todo el mundo, situación que no se pudo ajustar a tiempo para el momento de la reactivación de inicios del 2021”, explica Rosa González, experta en logística portuaria y académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes. “Todos los indicadores de confiabilidad que tenía esta industria antes de pandemia se han desplomado y aún no se puede recuperar del todo, conllevando situaciones de congestión de buques en la gran mayoría de los principales puertos del mundo, limitándose nuevamente el uso de contenedores”, comenta la docente.

El bajo nivel de cumplimiento de los itinerarios de las navieras de servicios frecuentes, que no supera el 40%, ha generado problemasno solo para los puertos, sino también para las empresas logísticas y los mismos generadores de carga. “La planificación naviera, la programación de muelles, la asignación de recursos físicos y humanos, y el consiguiente efecto en el tiempo de espera de cargas por embarcar o nacionalizarse, está impactando fuertemente en un alza de los costos logísticos totales mientras se desploma la productividad de camiones y ferrocarriles, encargados de atender a los puertos”, detalla la experta.

Uno de los problemas que se producen al incrementar los tiempos de las rutas marítimas, es que el ciclo del contenedor se altera, generando escasez y presionando a las navieras para lograr reposicionarlos en los principales puertos de mayor volumen, como son los mercados asiáticos. “Esto lleva a que las navieras penalicen con tarifas más altas a aquellas rutas donde los tiempos de atención y retorno del contenedor vacío son más altos. Aquellos países cuyos ecosistemas portuarios han venido invirtiendo en digitalización e innovación, han salido mejor parados en esta crisis, entregando información en tiempo real a sus usuarios. Esto ratifica la importancia de promover una transformación portuaria en todos sus aspectos.”, agrega la académica UANDES.

Y en nuestro país hay que modernizar las capacidades de gobernanza entre los actores públicos y privados; entre las comunidades logísticas portuarias y reglamentos de agilización de operaciones y actualizar el software para tener una mayor interoperabilidad entre los sistemas de información de la comunidad portuaria. “Hay que capturar los datos en tiempo real, implementar ventanillas portuarias, acelerar la toma de decisiones avanzadas e innovar en los servicios de transporte rodoviario, ferroviario y de logística en el puerto. También hay que avanzar en nuevos proyectos de muelles, accesibilidad rodoviaria, ferroviaria y corredores de transporte”, concluye.

Check Also

¿Trastornos del sueño? Sepa qué pasa si no duerme las horas recomendadas

Una persona adulta debe dormir siete horas y de noche. Dormir más o menos puede …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *