Chaiten: Estudio establece riesgo real de desborde de río Blanco

Informe preparado por el MOP confirma peligro en actuales asentamientos para los próximos años.

Un estudio realizado por la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, determinó que el río Blanco que cruza Chaitén, mantiene un potencial riesgo de desborde, lo que pondría en peligro los asentamientos existentes en el sector sur de Chaitén. Con ello, se refuerza la decisión del Gobierno de no incentivar el repoblamiento de esta zona de Chaitén, arrasada por un lahar, producto de la erupción volcánica en mayo del año 2008.

El Gobernador de Palena, Juan Alberto Pérez, explicó el resultado del informe presentado por la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, que realizó un estudio del comportamiento de la cuenca del río Blanco para conocer el potencial peligro que este afluente presenta a más de 3 años de la erupción, considerando además el fuerte proceso de retorno de los habitantes a Chaitén, lo que ha generado que muchas de las viviendas ubicadas en el sector sur de la ciudad estén siendo hoy ocupadas.

La autoridad detalló que la evaluación de un potencial desborde del río se hizo basada en una modelación del comportamiento de las aguas desde el sector del puente hasta la desembocadura, considerando aspectos como la profundidad y el fondo del lecho como también las precipitaciones registradas en la zona desde 1998 a la fecha.

Este trabajo arrojó como conclusión que dentro de los próximos 10 años, se podrían registrar desbordes aguas abajo en la ubicación del Liceo Italia situación que se incrementaría con características de inundaciones en otras área de la zona sur.

El estudio establece que “no existe riesgo de desborde del río Blanco hacia el sector norte de la ciudad para un periodo de 100 años, criterio con se diseñan las defensas fluviales. Esto siempre y cuando no se produzcan reactivaciones de los procesos eruptivos, que puedan traducirse en cambios en la condición del cauce”.

El documento del MOP precisa que la ribera sur del río Blanco “actúa como rebalse de emergencia frente a crecidas inesperadas y la presencia de lahares. Por tanto, proteger (dicha ribera) mediante un enrocado similar al existe en la ribera norte, podría tener efectos no calculados sobre el área norte de la ciudad de Chaitén”.

El Gobernador de Palena señaló que este estudio ratifica el peligro existente por el peligro del cauce, ya que “ante una abundancia de lluvia en invierno, puede tener un desplazamiento no normal en las condiciones actuales y sumado los efectos del mar, su escape natural debería el sector sur de Chaitén, que presenta un nivel inferior al resto de la ciudad. Por tanto, la lógica de inversión pública es proteger la zona norte de la ciudad.”

En cuanto a las personas que hoy residan en el sector sur de Chaitén, se les hizo un llamado a reconocer que están habitando en un sector de riesgo, por lo cual es necesario asumir que la habitabilidad está orientada en otros puntos de la ciudad, por lo que es importante evaluar un eventual desplazamiento a sectores seguros, ya que la misión del Gobierno es asegurar la integridad de las personas y evitar eventuales situaciones de riesgo.

Check Also

Gobierno Regional de Los Lagos dispuso de $10.000 millones para programas de fomento productivo y apoyo social

Este miércoles, el Consejo Regional de Los Lagos aprobó programas del área de fomento y …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *