Municipio emplazó a la superintendencia de medioambiente a tomar acciones concretas ante contaminación del Río Damas

Lo anterior, a raíz de las graves denuncias recibidas en la casa edilicia, donde vecinos y vecinas del sector Los Notros daban cuenta de malos olores y agua estancada, lo cual los llevó a movilizarse y manifestar públicamente su malestar frente a esta problemática ambiental.

“Un hecho, ante el cual el municipio, lamentablemente no tiene ninguna facultad o poder de fiscalización, de sancionar o normar; ya que toda esta materia es regulada por la autoridad sanitaria o la Superintendencia de Medioambiente de la Región de Los lagos”, así lo expresó la encargada del departamento de medio ambiente del municipio, Alejandra Navarrete, quien añadió que “igualmente visitamos el lugar, sacamos fotografías y realizamos una denuncia a través del portal del Minsal, a lo que sumamos un oficio dirigido a la Superintendencia para que tome acciones de manera urgente en este asunto”.

Navarrete, destacó que independientemente que el municipio no tiene atribuciones en esta materia, igualmente lleva bastante tiempo trabajando en la calidad de los ríos de Osorno, “para lo que firmó un convenio con la universidad de Los Lagos para desarrollar un Estudio Ambiental de ambos afluentes, en donde se instalaron 27 estaciones de monitoreo, de las cuales 12 de ubicaron en el río Damas, estudio que finaliza en el mes de marzo de este año y que nos entregará información estratégica de los sectores donde se genera la contaminación”.

Por su parte, Norka Fuentes, Doctora en Recursos Naturales y Directora del Laboratorio de Limnología de la Universidad de los Lagos, señaló que efectivamente existen descargas contaminantes en el río “hay falta de conciencia de las empresas, esto no significa que no puedan desarrollar actividades productivas, pero deben asegurar la sostenibilidad del recurso para que este pueda ser parte de la geografía natural del sector” afirmó.

Fuentes, con formación especializada en “limnología”, área de la ecología que estudia los ecosistemas acuáticos, señaló que “existe una normativa asociada a la emisión de riles a los afluentes, pero que lamentablemente falta una fiscalización más constante”.

Los resultados del diagnóstico ambiental de los Ríos Ramas y Rahue, será presentado a la comunidad en el mes de abril de este año y servirá como argumento técnico para que las instituciones competentes procedan a cumplir con su labor de fiscalización.

Check Also

Construcción: los pasos para gestionar los riesgos post COVID-19

La rápida evolución del COVID-19 a nivel mundial dejó una lección clave para la industria …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *