En Puerto Montt más de 500 tías adhirieron al paro nacional de jardines infantiles V.T.F.

En Puerto Montt, al igual que el resto del país las trabajadoras de jardines bajo la modalidad Vía Transferencia de Fondos de la JUNJI hicieron sentir su malestar por las calles de la capital regional en la primera jornada de movilización.

Nora Albornoz, Secretaria de la Asociación de Puerto Montt agradeció la alta concurrencia de parte de todas las “tías” y cifró en 100% la paralización de los jardines y en más 500 personas en la calle.

La manifestación comenzó a las 10.30 hrs. en la Plaza de Armas, para luego subir a la parte alta de la ciudad por calle Benavente hasta la Plazoleta Salvador Allende, desde este lugar se unieron las trabajadoras desde Carelmapu, Calbuco, Maullín y Puerto Varas.

“Las tías, las tías dónde están, las tías están en las calles pidiendo igualdad” fueron los cánticos alusivos a la distribución del subsidios y los salarios mientras marchaban hasta la Dirección Regional de la JUNJI, ubicada en calle Rengifo, desde donde manifestaron la desigualdad con la que trabajan respecto a las funcionarias directas de la JUNJI.

Sin ningún tipo de incidente y respetando las instrucciones de personal de Carabineros, la marcha culminó en la Plaza de Armas, en espera de las negociaciones que sostendrán esta tarde las dirigentas de la Federación Nacional con la Vicepresidenta de JUNJI Nacional. Para mañana los jardines recibirán a los niños para su alimentación y en la tarde permanecerán las funcionarias en los establecimientos, pero de brazos caídos.

Para Albornoz, la lucha de las trabajadoras es por mayor igualdad ante la labor que realizan, pues según el modelos de gestión de calidad que se trabaja en el país, tres jardines fueron aprobados, dos V.T. F. y sólo uno JUNJI, por lo que es necesario reasignar la distribución de los subsidios, los cuales van en un 60% a los jardines directos y sólo el 40% a los V.T.F.

Además de las condiciones salariales, las funcionarias denuncian un trato discriminatorio, pues los descansos no son iguales entre trabajadores de las dos instituciones, ya que en el mes de febrero las funcionarias Junji tienen el mes completo de descanso, mientras que las “tías” que son Vía Transferencia de Fondos, deben hacer mantener los jardines abiertos y hacer turnos para su vacaciones, “nosotras debemos además cuidar a los niños provenientes de los jardines Junji durante este mes, además debemos hacer su pega, mientras ellas toman un merecido descanso, finalmente terminamos siendo las nanas de la JUNJI” sentenció Albornoz ante el clamor de sus colegas.

Check Also

Empresa chilena ofrece solución de Firma Electrónica gratis

·         Para evitar la movilidad de las personas y apoyar al proceso de digitalización de las …

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X3